mapa         contactar    advertencias
Acceso al sitio de Almirall
 
Profesionales

. actualizado a 25 de agosto de 2005

 

 Buscar en el GECSEN

 

Migraña con aura

 

Cuando el dolor migrañoso se precede de determinados síntomas de disfunción cerebral focal transitoria -conocidos como "aura"- se habla de migraña con aura. La migraña con aura es menos frecuente que la migraña sin aura (hay 1 caso de migraña con aura por cada 3-4 casos de migraña sin aura). Todo lo dicho en el apartado dedicado a la migraña sin aura también es válido para la migraña con aura.

Figura 1. "La visión de Santa Helena", de Paolo Veronese (1528-1588): National Gallery, Londres (UK). ¿Estaba soñando -como siempre se ha dicho- o en pleno ataque de migraña con aura? Observación original del Dr. David Ezpeleta.

Como es lógico, las primeras crisis de migraña con aura pueden asustar a los pacientes. Que a alguien le duela la cabeza es hasta cierto modo asumible, pero otra cosa bien distinta es que todo comience con la visión de una luz en forma de zig-zag que se va abriendo a medida que migra del centro del campo visual hacia la periferia para, finalmente, desaparecer, como sucede en la migraña con aura visual. En efecto, el aura migrañosa puede ser muy escandalosa y asustar al paciente, pero, al igual que en la migraña sin aura, se trata de procesos de disfunción neural y vascular tan incordiantes como, en la gran mayoría de las veces, benignos. En este apartado de migraña con aura cabe hablar de los síntomas premonitorios de la migraña, el aura, sus tipos y por qué se produce, y cuándo un paciente afectado de migraña con aura debe de alertarse y avisar a su médico.
¿Qué son los SÍNTOMAS PREMONITORIOS de la migraña? Se trata de una serie de síntomas, habitualmente sutiles, que pueden preceder al aura en varias horas . También pueden ser el preludio de una crisis de migraña sin aura. Los síntomas premonitorios más comunes son los siguientes: somnolencia, irritabilidad, tristeza, hiperactividad, bostezos, dificultades de concentración, apetencia por ciertos alimentos (por ejemplo los dulces), retención de líquidos y sensación de frío. Quien sepa reconocer estos síntomas sabrá que en las siguientes horas sufrirá, probablemente, una crisis de migraña, de modo que puede prepararse para atajarla al mínimo atisbo de dolor (Figura 2). Cuanto antes se tome el tratamiento sintomático de la crisis de migraña (consúltese el apartado migraña sin aura) antes desaparecerá el dolor.

Figura 2. Este diagrama explica perfectamente todas las fases de una crisis de migraña paradigmática. Los síntomas premonitorios se siguen del aura. Después sobreviene la fase de dolor, al comienzo leve, después moderado y finalmente, cuando alcanza la máxima intensidad, grave. Esta fase dolorosa, bien de manera espontánea o gracias a un tratamiento eficaz, se sigue de una reducción del dolor. Al final queda una fase de resolución que muchos pacientes suelen comparar con una resaca.

¿POR QUÉ SE PRODUCE el aura? ¿Qué TIPOS DE AURA existen? En el apartado de migraña sin aura se ha comentado que el migrañoso tiene una hiperexcitabilidad cerebral que le hace más sensible a los estímulos internos y externos, de modo que bien por la acción de ciertos factores desencadenantes o bien de manera espontánea, el cerebro de quien padece migraña responde anormal y absurdamente doliendo. El dolor se debe a una inflamación de los vasos sanguíneos de las cubiertas cerebrales (meninges). El aura se produce por una disfunción focal de la corteza cerebral, generalmente de la corteza occipital (en la parte posterior del cerebro). Esto explica que el aura más frecuente sea la visual. Sin embargo, si esa disfunción cerebral progresa hacia delante puede afectar a zonas del cerebro que integran la sensibilidad o el lenguaje, manifestándose como auras sensitiva (al paciente se le duerme la mano, un lado de la boca...) y del lenguaje (el paciente no puede decir lo que piensa o confunde las palabras), respectivamente. Esta disfunción dura unos pocos minutos (rara vez más de 30 min) y desaparece sin dejar daños.
¿Cuáles son las manifestaciones del AURA VISUAL? El aura visual, bien sola o en combinación con el aura sensitiva o la del lenguaje, es la más frecuente. Dado que el lóbulo occipital -donde se integra la información que entra al cerebro por el órgano de la vista- es muy complejo, se entiende que las manifestaciones del aura visual puedan ser desde simples luces que parpadean hasta las ilusiones y alucinaciones visuales más extravagantes. El aura visual más característica (el espectro de fortificación) se muestra en la Figura 3. Otras auras visuales producen borrosidad visual ("ver como aguas", "ver a través de un cristal esmerilado"), visión tunelizada (o visión en cañón de escopeta), visión en mosaico, visión en dos dimensiones, etc.

Figura 2. Imaginemos a una paciente que sufre migraña con aura visual leyendo un texto. De pronto, nota en el centro de su campo visual una luz blanca-amarillenta que, en pocos minutos, adquiere una forma arriñonada cuyos márgenes están formados por un zig-zag luminoso. El zig-zag se va abriendo, pero en su centro es como si hubiesen borrado el texto. A los 15 minutos el zig-zag desaparece. Cinco minutos después la visión se restablece. Y acto seguido, comienza un dolor de cabeza característico...

Existen algunas AURAS QUE PRECISAN DE UNA MAYOR ATENCIÓN. Aquellos pacientes que después de muchos años de migraña sin aura comienzan a tener auras, aquellos cuyas auras se van haciendo cada vez más prolongadas, en las primeras crisis de migraña con aura, en quienes sufren de un raro tipo de migraña con aura llamada migraña hemipléjica (familiar o esporádica), los que siempre tienen auras que afectan al mismo lado del campo visual o al mismo brazo en caso de aura sensitiva, en las migrañas con aura que debutan en la edad adulta, en las pacientes con migraña y aura que además toman anticonceptivos hormonales, en todos estos casos, suele ser necesario algún tipo de estudio complementario y ciertas recomendaciones y restricciones terapéuticas.
El dolor de la migraña con aura es algo menos intenso que el de la migraña sin aura, aunque esta norma no siempre se cumple. Algunos pacientes se ven más discapacitados por el aura que por el propio dolor o los síntomas que pueden acompañarlo (náuseas, vómitos, fotofobia, fonofobia, sonofobia, etc.). En general, las normas de tratamiento (prevención no farmacológica, tratamiento farmacológico agudo y tratamiento farmacológico preventivo) son similares para ambos tipos de migraña.
 

Puede consultar también la información en castellano sobre cefaleas de Medline Plus.

 

 
 
-
Dolor de cabeza
 
-
Migraña
 
-
Migraña sin aura
 
-
Migraña con aura
 
-
Cefalea de tensión
 
-
Cefalea en racimos
 
-
Dolor cervical
 
-
Neuralgia del trigémino